32. FISH

Desde que era niña he tenido una batalla con la comida saludable, y aunque en casa nunca se fomentó la comida chatarra de una u otra forma yo la he ido incluyendo en mi vida.
En la actualidad una de mis frases más comunes a la hora de elegir un lugar para comer o algún menú es "no me gusta nada del mar", y es la verdad. A estas alturas de mi vida no me gusta ni el atún, y habrá gente que pregunte ¿ni los camarones?... NADA DEL MAR, DIJE!.
Cuando era niña mi madre tuvo que decirme que era "fish" lo que comía para que pudiera comer pescado, pero lamentablemente la técnica no duro muchos años y jamás aplicó para otro tipo de mariscos, langostinos, etc.

Yo creo que eso a la larga no es algo bueno, igual no estas desnutrido y te mantienes sin hambre con otras cosas (incluso verduras), llegas a pensar que no necesitas nada del mar para sobrevivir y bueno no quiero hacer más larga la historia pero este año que me casé decidí meter esporádicamente a la dieta el atún y el filete de pescado. Sí he batallado para cocinarlo y para comerlo también, pero quiero que sepan que aunque no lo hago con mucha frecuencia mi piel sobre todo ha notado el cambio.

Aun me falta aprender a cocinar en mas variedades, casi no salgo del pescado a la plancha y gran cantidad de la carnita se queda pegada al sartén, además que tengo que ponerle aceite de oliva para que no se pegue, pero todo esto es... un paso a la vez.

0 comentarios:

Publicar un comentario