25. Los (malos) habitos de casa

Así como pienso que los "días libres" entre dietas son bastante dañinas para los adictos a la comida durante las dietas, también pienso que cuando uno se va de casa para vivir en otra ciudad por estudios o trabajo y después de unos meses vuelves a que te mimen casa durante un fin de semana es bastante tóxico para una persona que esta luchando por bajar de peso.
Llevo 2 años viviendo en otra ciudad y paso un fin de semana aproximadamente cada tres meses en casa de mis padres, que rico la verdad... me apapachan y me consienten con comidas que me gustan o me llevan a comer fuera e incluso organizan parrilladas en mi honor, pero como eso era cada tres meses, esos atracones no me parecían tan nocivos.
Sin embargo, estoy acomodando mi vida de manera que para fin de año pueda volver a casa... en realidad a mi ciudad, pues después de probar la libertad es dificil volver a la casa paterna; pero en el inter pasaré una larga estancia de unos 2 a 3 meses de nuevo con mi familia y la verdad es que he empezado a batallar para bajar e incluso mantenerme en mi peso.
Antes de venir ya la báscula empezaba a sobar los motivadores 112.9 kg.... hoy de nuevo me mantengo en 115.
Es una frustración enorme, es tan fácil subir de peso y tan dificil decir NO a la comida de mamá.
Sigo luchando, incluso ante los hábitos paternales de:
- dejar el plato limpio
- 3 comidas pesadas
- una comida de 2 o 3 tiempos
- papas, aceite, pan, pasta, arroz, tortillas...

Mi padre piensa que no tengo orden en mi vida y que no como por floja, que me mal paso por gusto... y sin embargo, hoy se me salió decirle por primera vez cuanto peso (cosa que no tenía planeado hacer, ya que él ha sido uno de los principales personajes en mi vida que han deteriorado mi autoestima), no me quedo de otra más que terminar diciendo que no quiero en unos años mas estar postrada en una cama sin salir a la calle porque mis piernas no pueden conmigo.
Simplemente, todo lo que como se queda en mi, tengo un metabolismo de hueva y no puedo solo comer poquito, eso a mi no me sirve.... tengo que dejar de comer eso que hay en casa aunque solo mi desayuno sea una manzana.


2 comentarios:

Varda dijo...

¡Hola, bonica! Antes de nada, enhorabuena por el blog, porque es una buena terapia para ti y motivación para otros. Olé por ti. Estoy contigo en que muchos de esos malos hábitos nos los han inculcado desde pequeñas... Y cuesta abandonarlos. Pero estás en el buen camino ;)

Permíteme decirte que no puedes desayunar una manzana y punto. Quizás lo has puesto por poner, y no sea así en realidad... Pero lo que te puedo decir desde la experiencia es que la batalla contra el hambre la tenemos perdida de antemano. ¿Qué quiere decir eso? Que si pasas hambre, tu dieta no va a durar nada. Y no me gusta hablar de "dieta", pero tú ya me entiendes. Para adelgazar hay que comer, y COMER BIEN. Y eso empieza por un desayuno en condiciones que no te deje "lampeando", sino que te dé energía para toda la mañana. Y, por supuesto, no pasar más de 3 horas entre ingesta e ingesta. Bueno, no quiero darte un sermón... jejeje... Disculpa si parezco una entrometida ;)

Veo que tus razones para cambiar a una vida más saludable son maravillosas (casarte, ser mamá!), así que confío en tu éxito plenamente.

Besicos

Mi blog: www.objetivosaludable.com

Green dijo...

Gracias... y entiendo el consejo, yo misma se que dejar de comer no es la receta magica para bajar de peso.
Por años llegué a donde estoy y se va a requerir tiempo y dedicación a una buena nutrición para llegar a la meta.
Y en efecto, la manzana... solo era por decirlo.

Publicar un comentario