5. Mal humor

Ya me había dado cuenta que siempre que me pongo a dieta me pongo de super mal humor, me enfada ver a la gente que come rico y muchas veces eso es un aliciente para romper mi dieta... y termino haciéndolo.
Lo peor del caso es que veo mi dieta como un "castigo" que no me merezco. Aveces salgo con el argumento barato de que "asi soy", "asi nací", "asi me hicieron", y tanta es mi ofuscación que termino devorando lo primero (y nada nutritivo) que me encuentre a la mano.
Anoche rompí mi dieta... en la tarde hice de comer para mi familia y después de que ellos ya estaban comiendo, yo con el hambre ya torturándome apenas preparándome unas verduras al vapor. Es que no puedo creer que no hay apoyo de mi familia... el día que lo pedí obtuve por respuesta "es que tu no quieres vernos feliz comiendo", entonces siguiendo su lógica LA DIETA SI ES UN CASTIGO!!
Bueno, realmente espero no volverla a romper, tengo muy poca fuerza de voluntad y si eso lo mezclo con mi mal humor (o rebeldía), la voluntad (la poca que tenía), es pisoteada por mis ganas de comer algo.

0 comentarios:

Publicar un comentario