10. La venganza de la hamburguesa

Después de mi glorioso día libre para festejar que había bajado de peso y la suculenta hamburguesa que me comi (post anterior), me dio una diarrea de magnitudes épicas.
Son las 12 de la noche y aun me siento terriblemente mal, quiero documentar esto por si el otro fin de semana se me ocurre "festejar" de nuevo la pérdida de kilos, lo haga con más moderación.

0 comentarios:

Publicar un comentario